De regreso a clases y trabajo, los virus no se hacen esperar

Se terminaron las vacaciones de mitad de año, por tanto, volvemos a retomar el estudio y el trabajo, actividades que al iniciar, usualmente presentan picos de virus, enfermedades o infecciones respiratorias de toda índole. Aparecen entonces, los moquitos, la fiebre, la tos, la bronquitis, la otitis, la conjuntivitis y muchas más que obligan a visitar el médico. Pero ¿qué podemos hacer para mejorar nuestro estado de salud en presencia de todas estas dolencias temporales?

Tener las defensas altas debería ser algo natural por cuenta de una buena alimentación, sin embargo, la realidad es que a diario carecemos de los nutrientes y minerales que necesita nuestro sistema inmune, por lo cual, la mayoría de las enfermedades respiratorias se presentan por tener bajas las defensas.

Medicina biorreguladora una alternativa inmunológica
En la homeopatía, anota el médico español Pedro Castejón (médico titular y médico homeópata, coordinador del curso de especialista en homeopatía en la Facultad de Medicina de la Universidad de Murcia) “importa la persona, su biotipo, la manera de reaccionar, su peso y talla; por tanto, cuando se asiste por primera vez a consulta es probable que tarden contigo dos horas, para conocerte y analizar quién eres y cuáles son tus hábitos”.

Tomando como punto de partida la homeopatía clásica; se han incorporado los avances de las ciencias médicas, para entregar el desarrollo de nuevos medicamentos llamados biorreguladores. Las dosis en las que se encuentran estos medicamentos, son las que ayudan a restablecer el equilibrio entre las células implicadas en la inmunidad, lo que modula la respuesta inflamatoria. Al tener dosis bajas, estos medicamentos son bien tolerados, favoreciendo así, la puesta en marcha de todos los mecanismos que compensan el buen funcionamiento del organismo.

¿Qué son los medicamentos biorrreguladores?
Son principios activos que toman como base lo orgánico, vegetal o animal, de acción y eficaz, y que favorecen los mecanismos de autorregulación del organismo, lo que hace que pueda combatir las enfermedades y recuperar el equilibrio biológico.

Los medicamentos biorreguladores contribuyen a modular la respuesta inflamatoria frente a los virus, por lo que se pueden administrar ante la presencia de fiebre o inflamación de origen viral. De igual manera se pueden usar de manera preventiva, para incrementar la respuesta inmunológica y de las defensas, con el fin de evitar la repetición de cuadros virales.

Utilidad de los medicamentos biorreguladores
Estos medicamentos se usan en:

  • Procesos agudos como inflamación, gripe, resfriados, rinitis, conjuntivitis, entre otros.
  • Procesos crónicos como artrosis o alergia.
  • Tratamientos preventivos como el drenaje y la detoxificación.
  • La eliminación de toxinas y el restablecimiento del equilibrio del organismo estimulando así a los órganos naturales: hígado, riñón, sistema linfático.
  • El funcionamiento del sistema inmunitario.

En países como Alemania o Francia, este tipo de medicina está incluido dentro de la seguridad social. En España, su uso se va normalizando y las consultas homeopáticas tienen cada vez más demanda.

Fuentes:
– Medicina biorreguladora.
– Aumentar las defensas del sistema inmunológico.
– ¡Fortalece tus defensas en temporada fría!
– Reforzar las defensas en invierno.

Mensajes recomendados

ESCRIBE UN COMENTARIO