6 recomendaciones saludables para que des un stop al estrés

¿Te estresas por tu trabajo, con tu pareja, porque las cosas te salen mal, porque no son como las esperabas, vas siempre de afán por el trancón, te sales de ti mismo por las multitudes, la incultura, la ansiedad, porque no controlas tu mal humor y porque frecuentemente tienes esa horrible sensación que te cuestiona contigo mismo y con tus allegados?

Esos sobresaltos se han convertido en tu propio enemigo, tal vez, ya son impulsos involuntarios, ¡pero ojo! Aún puedes darle un stop a esa terrible sensación, de lo contrario, podría ocasionarte graves problemas de salud entre ellos: úlcera, migrañas, afecciones gastrointestinales, alergias dermatológicas y hasta dificultad en las relaciones sexuales ligadas a la disfunción eréctil y a la falta de deseo con una libido muy baja.

Por lo tanto, debes ponerle tarjeta roja al estrés –ajá, tan solo con nombrar la palabra nos produce irritación-. Sigue estos prácticos consejos y de seguro tu mente, cuerpo y espíritu te lo agradecerán:

  1. Respirar es la clave: en momentos de arduo trabajo o instantes en donde se genere mucha esfuerzo mental o físico piensa antes de actuar y respira; inhala y exhala tres veces profundamente, guarda la calma y afronta la situación con serenidad. Piensa en que si actúas de manera contraria el único perjudicado vas a ser tú.
  2. Buscar apoyo: como primera reacción ante un momento estresante, recurrimos a enfadarnos y a buscar un lugar donde podamos estar solos, ¡grave error! La solución precisamente es alejarnos de la soledad y hablar con la persona en la cual confiemos y le interese nuestro bienestar; ese consejero seguro te dará un fuerte abrazo que eliminará esas malas energías y te contagiará de felicidad.
  3. Evitar el nerviosismo: si has protagonizado un espectáculo en el cual has perdido el control arrojando y rompiendo objetos tirándolos con fuerza contra las paredes o el piso, debes saber que tu nivel de estrés rebozó la copa y, por lo tanto, debes empezar a asimilar que necesitas ayuda.Los nervios son el primer factor de descontrol y según la doctora Alma Romero Díaz, especialista del Consejo Mexicano de Psiquiatría en casos extremos un cuadro de ansiedad crítico en una persona puede llegar a causar: “síntomas como ahogo, latidos rápidos del corazón, exceso de transpiración, adormecimiento de algunas partes del cuerpo y sensación de vacío en el estómago, los cuales se experimentan en distintos grados de intensidad en cada paciente, pero hay casos en los cuales la persona afectada baja su rendimiento, lo que lleva a perder su empleo, en tanto que su organismo, cada vez más afectado, manifiesta diversos padecimientos como dolor muscular, problemas digestivos, dolor de cabeza, tics nerviosos y mareo, entre otros”.
  4. Pensar en una solución: para todo en esta vida hay solución, así que cuando estés pasando por un mal momento, recuerda que puedes repararlo si canalizas tus energías. Para evitar que tu cuerpo se llene de estrés recurre a ejercicios de relajación, a escuchar buena música y también a la lectura, el ejercicio físico y a las actividades que te generen placer.
  5. Procurar no desquitarte contigo: aprende que si cometiste un error debes asimilarlo y no desquitarte contigo mismo, medita sobre tus acciones y pregúntate ¿cómo puedo cambiar para afrontar mis errores de la mejor manera? ¿qué debo hacer para solucionar mis problemas con tranquilidad? Y no olvides refugiarte en un apoyo para que te brinde nuevas alternativas con el fin de lidiar esos problemas que a la larga son minúsculos.
  6. Sonreír, allí está la clave: todos los días cuando abras tus ojos recuerda que tienes la posibilidad de vivir un nuevo día, levántate positivo y con una enorme sonrisa; recuerda que por medio de la risa podrás transformar tu estado de humor y también contribuir a que aquella persona que aún continúa en ese horrible mundo del estrés pueda salir de esa espantosa sensación. Recuerda que una sonrisa es mágica y ayuda a levantar el ánimo a más de uno.

Sigue estos prácticos consejos: levántate temprano, sonríele a tu vecino, al que está a tu lado, duerme bien, consume alimentos saludables, visualiza tus metas y objetivos, se positivo, mantén tu autoestima alta, ayuda a esa persona que lo necesita, aconseja a tus seres queridos, realiza ejercicio, no te guíes por una vida sedentaria, se sincero contigo mismo y podrás gritarle al mundo: ¡Me siento bien, tan bien, que el estrés se ha ido!

Enlaces relacionados:

http://www.drcormillot.com/articulos/2008/01/24/186-este_verano_digale_no_al_estres.html
https://www.youtube.com/watch?v=Uweis2MZO08

Mensajes recomendados
Comentarios
bitácoras
  • […] Duerme bien y relájate Uno de los factores más significativos cuando la tensión ataca y las preocupaciones afectan tu vida durante el día, es que no puedas dormir bien durante la noche. Leer más en: 6 recomendaciones saludables para que des un stop al estrés […]