¿Por qué tener un gato en casa?

Cada día va en aumento el número de adeptos a tener gatos como mascotas que entran en la rutina familiar y son varias las razones para ello:

  • Los gatos no tienen necesidad de grandes espacios.
  • Un gato puede pasar el día entero, sin tener que hacer nada, solo dormir y relajarse mirando por la ventana, mientras que un perro necesita de compañía y salir a pasear mínimo dos veces al día.
  • El gato es perfecto para las familias que no permanecen todo el día en la casa ya que se cuida solo, basta dejarle comida, agua y arenera limpia y él podrá estar todo el día esperando a que sus amos regresen.

Otros beneficios de tener gatos en casa
Tener una mascota en casa siempre será algo positivo, pues crea en los miembros de la familia un sentido de responsabilidad frente a un ser indefenso que depende de nosotros para estar bien y al cual aprendemos a amar y cuidar porque nos necesita.

A diferencia de los perros, el gato aprende rápidamente dónde hacer sus necesidades y al colocarle los utensilios necesarios para su bienestar (como juguetes, muebles trepadores y rascadores), no hará daños en los muebles, ni destrozará la casa ni las almohadas, como en ocasiones sucede con los perros.

Al gato no hay que llevarlo a la peluquería una vez al mes para que lo bañen, ellos por sí mismos se asean; ahora bien, puedes acostumbrar a tu gato desde pequeño a bañarlo en casa con agua tibia y un champú recomendado por tu veterinario, lo que seguramente tu adorable “minino” disfrutará.

Tener mascota mejora la salud, pero tener un gato en casa te ayudará a reducir el estrés, hay muchos estudios que muestran que un gato nos relaja y nos hace sentir mejor; abrazarlo reduce la tensión arterial y mejora la frecuencia cardíaca, nos hace olvidar los problemas y tenemos la oportunidad de pasar momentos divertidos. Una sesión de fotos con tu gato puede ser muy entretenida, pues al moverse tan rápido se convierte en un desafío sacarles una foto, lo que puedes convertir en una actividad familiar donde todos participan.

El gato siempre te recibirá con un mullido cariñoso y su ronroneo, que indica que te ama y te estaba esperando.

Cómo elegir el gato adecuado
Puedes adoptar o puedes comprar, si adoptas generas un doble beneficio, pues te llevas a casa el gato adoptado, pero estás abriendo un espacio en el refugio para salvar otra vida.

En cualquiera de los dos casos compra o venta te sugerimos que tengas en cuenta:

  • Características del animal: es grande, tiene mucho o poco pelo, que tipo de alimento le estaban dando de comer por ejemplo.
  • Situación del animal: fue maltratado, abandonado, hace cuánto lo recogieron, que le asusta, entre otras cosas.
  • Explica en la tienda donde vas a adquirir tu gato, cuál es tu estilo de vida, si estás poco en casa, necesitarás un gato dócil y manejable, si por el contrario trabajas en casa, puedes tener un gato más ágil, y juguetón dispuesto a acompañarte todo el día.
  • No hay razas de gatos más amigables que otras, si has comprado o adoptado un gato desde pequeño, seguramente es más fácil su adaptación y socialización con los humanos; sin embargo, si optas por un gato adulto, si es sabido que los de raza son más sociables que los gatos mestizos.

 

Fuentes:
– Beneficios de tener a un gato como mascota.
– Doce ventajas y beneficios de tener un gato en casa.
– Cuidados y consejos para tener un gato feliz y sano.
– Cuidados básicos del gato.

Mensajes recomendados

ESCRIBE UN COMENTARIO