Mitos y realidades de los alimentos con gluten

El intestino delgado tiene como función absorber los nutrientes de los alimentos. Su inflamación crónica dada por el contacto con ciertas proteínas en especial de cereales desencadena distensión abdominal, enfermedades por mala absorción de nutrientes y alteración de la flora intestinal.

Cuando esto sucede puedes considerarte un enfermo celiaco, es decir, intolerante al gluten (proteínas que se encuentra en el trigo, centeno, cebada y otros cereales derivados).

Si la mucosa de tu intestino se inflama, producto de intolerancia al gluten, aparece:

  • Diarrea.
  • Vómito.
  • La pérdida de peso y apetito.
  • Náuseas.
  • Retraso del crecimiento.
  • Distensión abdominal.
  • Dolores abdominales.
  • Defectos en el esmalte dental.
  • Anorexia.
  • Pelo frágil.
  • Se retarda la aparición del primer periodo menstrual.
  • Cefaleas.
  • Estreñimiento.
  • Depresión.
  • Dermatitis.
  • Osteoporosis.
  • Anemia.

Los alimentos que no debes consumir

– Panes, galletas, pasta y bizcochos: contienen trigo, centeno y cebada, cereales con contenido en gluten.
– Avena: puedes comerla, siempre y cuando no haya sido elaborada en máquinas productoras de cereales con gluten.
– Mermeladas y jaleas: puede existir contaminación cruzada cuando quede un residuo de pan en su contenido.
– Cerveza y bebidas fermentadas: evita las bebidas procesadas a partir de cereales (whisky o vodka).
– Productos sin gluten al granel: puede haber un riesgo de contaminación por contacto. Prefiere tiendas especializadas en alimentos sin gluten.

Alimentos que si puedes consumir:

Maíz, arroz, garbanzo, quínoa y papa: las harinas derivadas de estos alimentos sí los puedes comer y utilizar al preparar recetas.
Carne, pollo, pescado, verdura y fruta: se permiten, sin riesgo de contaminación, en su composición no contiene gluten.

Alimentos con posible riesgo de intolerancia:

  • Caramelos y golosinas.
  • Derivados del chocolate y el café.
  • Embutidos y patés.
  • Salsas.
  • Condimentos.
  • Colorantes alimentarios.
  • Helados.
  • Bebidas de máquina.
  • Conservas de carne, conservas de pescado en salsa.
  • Hamburguesas y albóndigas preparadas.
  • Quesos de untar, fundidos o para pizza.
  • Frutos secos tostados o fritos.

Ten en cuenta que los celiacos pueden:

  • Llevar una vida completamente normal.
  • Evitar los alimentos ‘prohibidos’.
  • Comer sin problema en viajes, restaurantes o fuera de casa.
  • Dejar de lado los problemas nutricionales porque las proteínas de los cereales que evitas no son indispensables para el organismo.
  • Adaptar su dieta a los alimentos sin gluten.
  • Llevar una dieta libre de gluten por el resto de la vida.
  • Reconocer cuáles son los alimentos permitidos y los prohibidos.

Fuentes:
10 mitos sobre la enfermedad celíaca
Mitos sobre la enfermedad celíaca
Celiacos, alimentos prohibidos, síntomas e información sobre ayudas económicas
Enfermedad celíaca

Mensajes Recientes