Metales Pesados en alimentos

El aumento de envases metálicos, la adición de componentes químicos y el consumo regular de alimentos que absorben metales pesados del ambiente, están provocando que la dieta alimenticia te intoxique. Te contamos como librarte de eso peligrosos componentes tóxicos.

Drena y detoxifica tu cuerpo

Drenar es el primer paso para eliminar toxinas a través de los órganos de detoxificación (sistema linfático, gastrointestinal y renal), donde podrán ser metabolizadas y excretadas.

La terapia de drenaje y detoxificación se caracteriza por ser un proceso terapéutico específico, de venta exclusiva en farmacias y con una rigurosa investigación médica, que por medio de tres sustancias con acción biorreguladora te ayudan a:

  • Mejorar el drenaje linfático, favoreciendo la eliminación de toxinas.
  • Reforzar las funciones hepáticas e intestinales, activando la vía de eliminación gastrointestinal, el sistema hepático y el metabolismo de las toxinas.
  • Potenciar la detoxificación metabólica y la excreción que llevan a cabo el hígado y los riñones, para eliminar las toxinas movilizadas. También puedes leer: Detoxifícate 2 o 3 veces al año. Te contamos cómo hacerlo 

Los metales en tu comida
Los alimentos contienen una mínima cantidad de metales pesados y su consumo no supone problema, sin embargo, su efecto acumulativo al comerlos habitualmente, puede producir efectos dañinos.

Los principales metales pesados a los que estas expuesto por la alimentación son:

Mercurio
Se encuentra regularmente en los pescados. Cuando este componente se transforma por las bacterias en los suelos marinos se convierte en metalmercurio, la forma más tóxica del mercurio.

  • Alimentos: peces grandes como el atún, el pez espada, el salmón o los delfines concentran dosis altas de mercurio. Es preferible comer peces pequeños como la sardina.
  • Efectos: cuando te intoxicas con mercurio sientes un sabor metálico en la boca, tus encías sangran, puedes presentar trastornos neurológicos y temblores musculares. El mercurio en tu cuerpo permanece hasta 120 días.

Aluminio
Abunda en la naturaleza y se encuentra en diversos utensilios. Se utiliza para fabricar piezas de automóviles, aviones, maquinaria, implementos de cocina como ollas o instrumentos quirúrgicos como bisturíes.

  • Alimentos: presente en enlatados, papel de aluminio, cápsulas metálicas de café, aditivos alimentarios (algunas harinas, conservas de frutas, cerveza, productos de horneado) y medicamentos antiácidos (hidróxido de aluminio). Ten cuidado con las latas golpeadas las cuales son más susceptibles de liberar mayor cantidad de aluminio.
  • Efectos: la intoxicación con aluminio se manifiesta con diferentes síntomas; primero, con síntomas neuronales debido a que es en el cerebro donde se acumula este metal y segundo, con problemas óseos como la descalcificación o perdida de calcio.

Plomo
Se encuentra en el medio ambiente de manera regular. Su concentración es alta en zonas urbanas debido a la contaminación.

  • Alimentos: en nuestra comida se encuentra en los vegetales debido al uso de insecticidas o a que las plantas lo absorben del suelo. Las soldaduras de las latas de comida, las aguas contaminadas por tuberías de plomo y algunos tipos de pintura también son fuente de este componente.
  • Efectos: algunos síntomas de intoxicación son: anemia, debilidad motora, alteración de crecimiento en los niños, hiperactividad, alteraciones del sistema nervioso.

Cadmio
Se utiliza en pinturas, materiales de cañería, baterías, tintes, cerámicas y plásticos. Se encuentra en el tabaco, fertilizantes, cereales y verduras.

  • Alimentos: se encuentra en las vísceras de animales, patés, mariscos.
  • Efectos: al concentrarse principalmente en el hígado y los riñones puede provocar edema pulmonar, dolor de estómago, enfermedades en los riñones y problemas de los huesos.

Arsénico
Presente en el agua debido a la erosión del terreno de los nacimientos de este líquido. Presente en los vegetales tratados con herbicidas, insecticidas, fungicidas o rondenticidas o regados con agua con arsénico.

  • Alimentos: cereales y sus derivados. El arroz, por ejemplo lo absorbe de forma natural del suelo. Se recomienda hervir este alimento con abundante agua y enjuagarlo para reducir la cantidad de arsénico que queda en el agua de cocción. También se encuentra en gran cantidad en la harina, el pan, pasta, biscochos, cereales de desayuno, avena, maíz. Se recomienda remplazar estos alimentos por quínoa, papas y legumbres. Cuidado con la leche y otros lácteos debido a que la vaca se alimenta de vegetales que contienen arsénico.
  • Efectos: una intoxicación por arsénico es difícil de diagnosticar, pueden aparecer líneas blancas transversales en las uñas, debilidad muscular y anorexia.

Estaño
Se encuentra de forma natural en el medio ambiente. Los vegetales lo absorben del suelo y así pasan a tu organismo.

  • Alimentos: se utiliza para revestir latas de conservas y refrescos y en la composición de plaguicidas. No guardes los alimentos en esos empaques porque así aumentan la concentración de estaño. Reduce el consumo de mariscos de agua que puede estar contaminada con compuestos orgánicos de estaño y el contacto con productos domésticos que contienen estos compuestos (tal como el papel de pergamino para cocinar en el horno).
  • Efectos: respirar vapores de este metal derretido puede afectar los pulmones. Los estudios han demostrado que la ingestión de grandes cantidades de compuestos inorgánicos de estaño puede producir dolores de estómago, anemia, y alteraciones del hígado y los riñones; puede interferir con el funcionamiento del sistema nervioso y el cerebro. El contacto de la piel o los ojos puede producir irritación. Tambiñen puedes leer: Aprende a leer las etiquetas de los productos que consumes

 

Fuentes:
-Metales pesados para la salud?
Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades División de Toxicología y Medicina Ambiental

Mensajes recomendados

ESCRIBE UN COMENTARIO