Mejores alternativas para el alivio del dolor

En tu botiquín es muy probable que tengas analgésicos tradicionales, que se anuncian en los medios de comunicación y que sirven para calmar desde un dolor de cabeza, hasta el dolor causado por la artrosis o la artritis. Pero, ¿para qué sirven los analgésicos? Son medicamentos compuestos por sustancias, que inhiben el dolor, haciendo que desaparezca la molestia en corto tiempo. Sin embargo, hay estudios que hablan del daño que producen al ser usados de manera continua y prolongada, ese daño se produce en los riñones, en el sistema cardiovascular o en el gastrointestinal, este último quizá del que más se ha hablado.

Tomar analgésicos por mucho tiempo tiene serias consecuencias
Las personas que han sido diagnosticadas con enfermedades inflamatorias de las articulaciones como artritis reumatoidea o artrosis, son las que tienen que tomar con mayor frecuencia analgésicos y antiinflamatorios, para recuperar su calidad de vida; sin embargo, en una investigación publicada en la revista The Lancet y llevada a cabo por la Universidad de Oxford, se analizaron 353 mil historias clínicas, de quienes consumían ibuprofeno o diclofenaco y encontraron que estos pacientes, presentaron mayor probabilidad para sufrir infartos y riesgos cardiovasculares. Otras consecuencias, por cuenta del consumo excesivo de analgésicos y antiinflamatorios, son las gastrointestinales, ya que el sangrado intestinal se presenta con mucha frecuencia en estos pacientes.

Sin embargo, es importante que conozcas sobre la existencia de otros tipos de medicamentos para el alivio del dolor y la inflamación; tu médico, puede tratarte con medicamentos biorreguladores, que están disponibles en el mercado colombiano y que no presentan efectos secundarios, de tal manera, que los puedes consumir por periodos prolongados, ya que gracias a sus compuestos de origen natural, alivian el dolor y los síntomas de enfermedades como la artrosis, la osteartrosis y la artritis, sin los efectos secundarios de otros medicamentos. De igual manera, en los momentos en que el dolor haga crisis por diversos motivos, tu médico, te puede prescribir antiinflamatorios no esteroideos (AINE) para controlar el pico de dolor, que combinados con los medicamentos de la medicina biorreguladora potencializan los beneficios para una pronta recuperación en los momentos claves de los dolores crónicos.

En esencia, recuerda que si tienes dolor, lo mejor es consultar a tu médico sobre qué medicamentos puedes tomar para sentir alivio.

 

Fuentes:
– El riesgo de consumir analgésicos en exceso.
– Analgésicos: los riesgos del consumo excesivo y la automedicación.
– Tomar analgésicos en exceso puede ser peligroso para tu corazón.
– Potente contra la inflamación, delicado con los pacientes.
– Zeel para el dolor de las articulaciones.
– Medicamentos para el dolor crónico.

Mensajes recomendados

ESCRIBE UN COMENTARIO