Estudio: enfermedades crónicas derivan de leche. ¡Conócelo!

El departamento de Dermatología, Medicina Ambiental y Teoría de la Salud de la Universidad de Osnabrück en Alemania desarrolló en el 2008 una investigación que revolucionó las creencias acerca de los beneficios de la leche.

El estudio aseguró que los derivados de la leche industrializada que consumimos actualmente, son los promotores de las enfermedades crónicas occidentales.

“Las enfermedades crónicas más comunes de las sociedades occidentales están influenciadas significativamente por los hábitos dietéticos”; declaró la investigación alemana.

Lo que se creía

La leche de vaca y los derivados lácteos constituyen alimentos básicos de nutrición en la mayoría de las sociedades occidentales. Su consumo se recomienda por el aporte en calcio para la mineralización ósea y como una fuente de proteína valiosa.

Lo que pasa

Sin embargo, a largo plazo, el estudio demostró que el consumo de leche y la proteína de la leche genera efectos adversos en lo seres humanos, los cuales se expresan como:

  • Enfermedad coronaria
  • Demencia
  • Enfermedades alérgicas
  • Hiperinsulinemia (condición que se refiere a elevados niveles de insulina en la sangre)
  • Acné
  • Aterosclerosis
  • Diabetes mellitus
  • Obesidad
  • Cáncer
  • Enfermedades neurodegenerativas.

La hipótesis presentada por los investigadores alemanes, expresa especial preocupación por la posibilidad de que la ingesta de leche durante el embarazo afecte negativamente a la programación fetal con consecuencias especialmente en el sistema inmunológico.

Otros efectos de la leche

“El yogur, el helado, el queso cottage y los productos lácteos fermentados tienen propiedades capaces de producir hiperglucemia – el alto nivel de azúcar en la sangre debido a la poca producción de insulina o cuando el cuerpo no es capaz de usar dicha insulina de la manera apropiada -. La investigación también demostró que el consumo de leche y proteínas lácteas se asocian con:

  • Un mayor peso al nacer.
  • Variación en la glucemia materna y menor sensibilidad a la insulina.
  • Desarrollo de resistencia a la insulina.
  • Aceleración de crecimiento lineal (altura en los países industrializados) y se cree que apresura el tiempo de inicio de la pubertad (pubarquia precoz y bajo peso al nacer en niñas).
  • Favorece la aparición de acné durante la adolescencia y adultez por proliferación de los sebocitos.
  • Participa en la estimulación de la proliferación celular aumentando el riesgo de cáncer de mama, próstata, colorrectal, y cáncer de pulmón.

Más razones para decir adiós a la leche

Otro estudio denominado “Tres porciones diarias de leche baja en grasa, ¿Una recomendación basada en la evidencia? publicado por El Hospital y Departamentos de Nutrición y Escuela de Salud Pública de Boston, Massachusetts (Estados Unidos), en 2013 y publicado en la Revista JAMA Pediatrics, cuestiona esta recomendación científica y reconsidera el papel de la leche en la nutrición humana.

La investigación asegura que los efectos de la leche reducida de grasa (0% a 2% de contenido de grasa), en comparación con la leche entera, no facilita la pérdida de peso comparándola con otras estrategias dietéticas, principalmente porque los alimentos reducidos en grasa tienden a tener un valor de saciedad inferior y en realidad podría causar aumento de peso. “Lo que sugiere que las personas compensan o sobrecompensan el contenido calórico inferior dela leche baja en grasa, por comer más de otros alimentos”, asegura la investigación.

El papel de la leche de animales en la nutrición humana 

Muchas poblaciones en todo el mundo han optado por dejar de lado el consumo de leche por razones biológicas, la falta de disponibilidad o preferencias culturales.

El beneficio de consumir calcio en la dieta era la razón para mantener una adecuada salud ósea; sin embrago, el estudio, asegura que este se puede obtener de otras fuentes.

De igual manera, confirma que las tasas de fractura ósea tienden a ser más bajos en los países que no consumen leche en comparación con los que lo hacen.

Sin embargo, la investigación concluye que la leche proporciona cantidades significativas de proteínas y otros nutrientes esenciales y pueden traer beneficios de salud solo en niños y adultos con mala calidad general de dieta.

 

Enlaces relacionados:

JAMA Pediatrics September 2013 Volume 167, Number 9 789

http://www.journals.elsevier.com/medical-hypotheses

http://archpedi.jamanetwork.com

Mensajes Recientes

ESCRIBE UN COMENTARIO