Estrés laboral: más que renunciar es no rendirse

El estrés laboral forma parte de la vida diaria, pero muchas personas no saben identificar las causas ni cómo sobrepasar las consecuencias que trae consigo este síndrome.

De acuerdo con el diccionario, el estrés es “el estado de cansancio mental provocado por la exigencia de un rendimiento muy superior al normal; suele provocar diversos trastornos físicos y mentales”. Pero no siempre las altas exigencias causan estrés, hay otras condiciones como un mal ambiente laboral o la monotonía, que llevan también a padecer de esta enfermedad.

Causas del estrés laboral:

  • Alto volumen y ritmo de trabajo.
  • Tareas monótonas o aburridas, hacer lo mismo cansa y estresa.
  • La incertidumbre por cuenta de no saber si te van a despedir o no.
  • Elevados niveles de responsabilidad.
  • Exposición a oficios o tareas peligrosas.
  • La falta de apoyo de los jefes o los compañeros de trabajo.
  • El acoso laboral, por intimidaciones, insultos, burlas, o amenazas verbales o físicas.
  • Un mal jefe, que grita y maltrata.
  • Falta de reconocimiento.
  • Malas condiciones ambientales del espacio físico en el lugar de trabajo.
  • La combinación de cualquiera de los factores anteriores, agravan el nivel de estrés sobre cualquier persona.

Consecuencias del estrés laboral
Estar bajo estrés trae consecuencias, tanto para el que lo padece como para la organización para la que trabaja, como por ejemplo:

  • Bajo nivel de productividad
  • Ausentismo (no justificado o por enfermedad)
  • Relaciones laborales casi nulas
  • Dificultad de concentración y memorización
  • Desorganización laboral

Consecuencias físicas: dolor de cabeza, de espalda, cansancio, sudoración, gastritis, depresión, ansiedad, insomnio, indigestión, alteraciones de la piel, disfunción sexual, aumento de la frecuencia cardiaca, diarrea o estreñimiento, etc.

Consecuencias sociales: olvidar todas las cosas, sentirse cansado, alterado, las relaciones con otras personas empiezan a fallar, se pelea con todo el mundo.

Ante una situación de estrés constante,  se pierde el sueño y aparece el insomnio y las pesadillas; hay un aumento en el apetito o por el contrario desaparece y no da hambre.

Una persona expuesta a situaciones de estrés constante, tiene altas probabilidades para desarrollar hipertensión.

¿Cómo bajar el estrés laboral?
Lo primero sería un cambio de empleo, pero como no siempre es viable te damos algunas recomendaciones para sobrellevar y mejorar tus niveles de estrés:

  • Toma pausas activas dentro de la jornada laboral.
  • Haz ejercicio físico, lo que quema toxinas y mejora tu estado de ánimo.
  • Aliméntate sano, mantener una adecuada nutrición, será un buen filtro para evitar las enfermedades por baja de defensas.
  • Habla con un pariente, un amigo o un profesional sobre lo que te sucede, sin duda contribuirá a mejorar tu estado de ánimo.
  • Resuelve los problemas inmediatamente se presenten, para evitar que se acumulen y con ellos, aparezca un círculo vicioso que no te deja salir de esta condición.
  • Toma medicamentos naturales que te permitan estar más tranquilo. En el mercado colombiano existen medicamentos con componentes 100% naturales, de acción rápida y eficacia comprobada, que además no causan dependencia ni somnolencia y forman parte de la medicina biorreguladora. Estos medicamentos actúan rápidamente, sin causar embotamiento, son bien tolerados y de una eficacia confiable, favorecen el equilibrio interior, la serenidad, la calma y la relajación. Te ayudan a estar tranquilo durante el día para que tengas un sueño reparador en la noche. Puedes preguntar a tu médico por estas opciones.

Fuentes:
– Causas del estrés laboral.
– Las 10 causas principales del estrés laboral.
– El estrés laboral: qué es, causas y síntomas.
– El estrés laboral, causas, consecuencias y consejos para aliviarlo. Caso de camareras en servicios hoteleros.
– Qué es Neurexan.

Mensajes recomendados
Comentarios
  • Fraki
    Responder

    Es que se debe de entender que el estres es solo un estado de animo que debemos controlar; es una emocion que solo tu puedes controlar y adaptarla a tu favor

ESCRIBE UN COMENTARIO