¿Estoy sufriendo de síndrome de estrés posvacacional?

Se acabaron las vacaciones y retorna todo a la normalidad, volvemos después de un tiempo de pasar relajados en compañía de nuestra familia, amigos o pareja, en lugares no habituales, haciendo actividades que nos sacaron de la rutina. Pero, eso quedó en el pasado, y otra vez, tenemos que volver al día a día de pagar las cuentas, el regreso a clases, la planificación del día y volver a la oficina, en donde quizá el ambiente no sea el mejor, dado una situación laboral que nos puede estresar como el despido masivo por fusiones de las compañías, el cambio de puesto, un jefe poco comprensivo, en fin… cualquier situación diaria que podamos vivir nos generará algo que los expertos llaman “el síndrome de estrés posvacacional”.

Síndrome de estrés posvacacional
Este síndrome se presenta más en mujeres que en hombres, y de acuerdo con la Sociedad Española de Neurología, SEN, cerca del 35% de los trabajadores de entre 25 y 40 años sufren de este tipo de estrés; los que están más expuestos al síndrome son aquellos trabajadores que presentan menor resistencia a la frustración o han tenido un periodo muy largo de vacaciones. El síndrome puede generar sentimientos y/o síntomas tales como: ansiedad, cansancio, dolores de cabeza y musculares, ataques de ira, melancolía, sentimientos de fracaso o tristeza. Si al revisar la lista, te identificas con uno o más de esos signos y síntomas, es probable que estés bajo la influencia del estrés posvacacional.

Consejos prácticos para manejar el estrés posvacacional
Todo en la vida tiene solución dice el viejo adagio, así que te damos a continuación algunas recomendaciones para prevenir y mejorar el estrés posvacacional:

  • Procura no regresar el día anterior a reincorporarte a tus actividades normales; programa tus vacaciones para volver entre dos a tres días antes, pues este espacio de tiempo te da lugar para organizarte, vaciar maletas, arreglar la casa y estar preparado para retomar tus actividades diarias, laborales y de estudio.
  • El primer día de trabajo, comienza por las actividades menos pesadas, organiza tu oficina, decórala con otros detalles, dale un nuevo aire y look, para que te sientas más a gusto, ordena papeles, lee los correos y has la lista de pendientes para establecer prioridades; así no sentirás la presión por el trabajo que se dejó de hacer por las vacaciones.
  • Relájate, cuando nos estresamos y pensamos que no vamos a poder con todo lo pendiente, eso se convierte en una fuente de enfermedades, ¡no las atraigas!
  • Retoma tu rutina de ejercicio de 30 minutos al día, y si no tienes rutina, es la mejor época para comenzarla, ánimo esto te traerá salud y beneficios.
  • Evita programar reuniones, el primer día de ingreso a tus labores, ya que demandan energía y organización previa y te llenan de ansiedad.
  • Saca un tiempo para ti mismo, para pensar en las emociones negativas que tienes y cómo solucionarlas, de esta manera estás evitando caer en situaciones que te pueden enfermar emocional o físicamente.

Por último, puedes tomar medicamentos naturales, que ofrece la medicina biorreguladora, que por sus componentes naturales te ofrece una rápida acción, con menos efectos secundarios, que no generan dependencia y te ayudan a manejar el estrés, la ansiedad o depresión que te puede producir el regreso a tus actividades.

El círculo vicioso del estrés
Para algunas personas manejar el estrés que produce el retorno a las actividades después de vacaciones, no es tan fácil y les genera una alta carga de emociones, ansiedad, estrés o depresión, que les impide dormir bien y lograr el descanso reparador que necesitan; a esta secuencia de ansiedad – falta de sueño – ansiedad, se le conoce como el círculo vicioso del estrés. Para esto, te sugerimos consultar con tu médico sobre las alternativas que ofrece la medicina biorreguladora, la cual cuenta con medicamentos naturales, que actúan sobre el sistema nervioso central ayudando a disminuir la ansiedad y el estrés, disminuyendo la inquietud nerviosa y regulando las horas de sueño reparador. Al ser medicamentos naturales, actúan rápidamente, son bien tolerados, no generan dependencia y tampoco tienen efectos de somnolencia diurna o sensación de resaca que producen los medicamentos tradicionales.

Fuentes:
– Qué es el estrés postvacacional
– 7 trucos para evitar el síndrome postvacacional
– Cómo afecta el estrés postvacacional al cerebro
– Qué es el síndrome postvacacional, y cómo podemos aliviar sus efectos
– Círculo vicioso del estrés
– Detenga el círculo vicioso del estrés con Neurexan

Mensajes recomendados

ESCRIBE UN COMENTARIO