El estrés duele, manéjalo antes de que sea una enfermedad

Si continúas preocupándote ante los factores emocionales, físicos y mentales que son parte de tu cotidianidad, es muy seguro que desarrolles una enfermedad.

¿Qué es el estrés?
El estrés es un proceso natural que responde a la necesidad de adaptarnos al entorno; aparece como una alarma corporal cuando se percibe una amenaza o se siente presión. Resulta perjudicial si es intenso, se prolonga en el tiempo y si el evento que lo provoca lo interpretas negativamente.

Porqué te estresás
Los factores físicos estresántes se deben a:

  • Malas posturas
  • Retos laborales
  • Problemas financieros
  • Competitividad
  • Falta de sueño
  • Extensas jornadas laborales

Los factores emocionales y mentales por los que te estresas son:

  • Mudanzas y obras en casa
  • Problemas de pareja
  • Desempleo
  • Muerte o enfermedad grave de un ser querido
  • Discusiones laborales o familiares
  • Atascos de tráfico
  • Falta de tiempo para realizar tareas y para dedicar al ocio

Efectos en tu cuerpo
De acuerdo con especialistas de la Clínica Mayo en Estados Unidos, la mayor parte de las dolencias que experimentas derivan del estrés. Si le haces juego a esa situación seguramente vas a ser víctima de:

Artritis, artrosis y enfermedades articulares: Provocadas por un estrés de movimiento (en la forma en cómo te mueves, eso incluye las decisiones que tomas, el rumbo que tienes, el cómo manejas las cosas, etc.).

Gastritis: Es el estrés generado por el temor ante algunas experiencias, la incertidumbre ante algún problema o por sentimientos de rechazo. Con él sientes tensión en la boca del estómago provocando inflamación.

Dolor de cabeza: Cuando intelectualizas las emociones controlándolas demasiado y eres perfeccionista.

Problemas de visión: La miopía o el astigmatismo pueden ser causados por un estrés al observar las cosas con resistencia y sin placer.

Problemas de piel: Hongos y dermatitis. El estrés cierra los poros de la piel impidiendo la absorción de nutrientes y el paso de la grasa natural. Cuando la piel está enferma hay un problema de relaciones y contacto; es decir, el otro podría estar estresándote y enfermándote.

Dolor de garganta: Está asociado al estrés de no poder decir o hablar lo que quieres, guardar secretos o hablar mucho sin decir nada.

Desgarros y contracturas: Cuando hacemos alguna actividad física con estrés, el cuerpo tiene más probabilidades de contracturas y desgarros. Disfruta y goza tu actividad física sin sobre esforzarte.

Comezón: Se debe a sentimientos de insatisfacción, situaciones o personas que nos irritan.

Otros efectos del estrés se pueden expresar en:

  • Obesidad y sobrepeso
  • Pérdida del cabello
  • Depresión
  • Reducción del deseo sexual
  • Acné
  • Úlceras
  • Insomnio
  • Disminución de fertilidad
  • Enfermedades cardíacas

Duerme bien y relájate
Uno de los factores más significativos cuando la tensión ataca y las preocupaciones afectan tu vida durante el día, es que no puedas dormir bien durante la noche. Leer más en: 6 recomendaciones saludables para que des un stop al estrés

Existen medicamentos homeopáticos, de origen natural y con eficacia comprobada a través de estudios científicos, que no generan dependencia, ni somnolencia y te ayudan a conseguir la calma y disfrutar la vida a plenitud. Con ellos logras:

  • Reducir la sensación de nerviosismo.
  • Controlar la ansiedad.
  • Nivelar la tensión.
  • Conseguir serenidad, calma y relajación.

Su presentación en tabletas y gotas permiten una actuación rápida y buena tolerabilidad. Consulta con tu médico biológico tu tratamiento. Leer más en: La mejor opción para que tu hijo duerma como un “angelito”

Fuentes:
– 10 efectos físicos del estrés
– Dónde encontrarlo
– Medicamentos homeopáticos de origen natural: confiables y eficaces.
– El Estrés y las Enfermedades que nos provoca
– Stress symptoms: Effects on your body and behavior

Mensajes recomendados

ESCRIBE UN COMENTARIO