Dispepsia es igual a indigestión

Sin lugar a dudas, comer es uno de los placeres innegables de la vida, pero a veces puede tener consecuencias, entre ellas la indigestión. La indigestión es una mala asimilación de los alimentos, por lo que se presentan alteraciones en la parte alta del sistema digestivo, que se manifiestan con reflujo, dolor de estómago, gases, eructos, náuseas, vómitos, regurgitaciones, sensación de pesadez e hinchazón en el abdomen, ruidos estomacales y pérdida de apetito.

La indigestión no tiene síntomas previos, por lo que aparece repentinamente; en algunas personas es de manera repetitiva y en otras, se presenta esporádicamente; pero si tú, estás padeciendo de indigestión frecuentemente, es mejor que consultes al médico, para descartar el que existan enfermedades del aparato digestivo superior.

Entre los alimentos causantes de la indigestión se encuentran las carnes rojas; ya que tienen gran cantidad de grasa y al organismo le cuesta trabajo digerirlas, la leche de vaca; debido a la cantidad de azúcar que contiene, y el exceso de fibra dentro de la alimentación diaria. De igual manera, el azúcar favorece la indigestión, ya que hace lento al sistema digestivo, como también el alcohol que da sensación de calambres en el intestino.

Otros alimentos que contribuyen a la indigestión son el café, especialmente en las mañanas mezclado con jugo de naranja, los alimentos muy condimentados o picantes, las comidas fritas y las verduras crudas, porque se demoran en ser procesadas por el organismo.

Otras causas para tener indigestión
Estar estresado puede llevarte a la indigestión debido a que el organismo segrega grandes cantidades de hormonas, preparándolo para luchar o huir y haciendo que la digestión se reduzca.

Por lo anterior, alimentarse estando estresado hará que la digestión falle y los alimentos permanezcan más tiempo en el estómago y en el intestino delgado, haciendo el tránsito más lento.

¿Cómo se puede tratar la indigestión?
Si presentas los síntomas de indigestión, puedes empezar haciendo cambios en tu alimentación diaria, para ir descartando lo que te causa las molestias. Un remedio bastante natural es tomar sorbos de agua tibia, cada tres a cuatro minutos, por espacio de una hora, si quieres le puedes agregar zumo de limón; a la mañana siguiente para terminar de eliminar las toxinas, puedes tomar uno o dos vasos de agua tibia con zumo de limón.

Igualmente existen en el mercado medicamentos biorreguladores, que son de origen natural y te ayudan a eliminar más rápidamente los síntomas de la indigestión. Los medicamentos biorreguladores te pueden servir para prevenir la indigestión, al tomarlos media hora antes de “una buena comida” o también después de los excesos alimentarios, incluso también cuando has abusado del alcohol. Entre los efectos de la medicina biorreguladora para la indigestión está equilibrar el hígado y el intestino, regularizando sus movimientos.

Si notas que son frecuentes los síntomas de indigestión, es probable que necesites detoxificar tu organismo; ya que está expuesto a factores contaminantes como el aire, comidas con exceso de grasa, alimentos que no están bien lavados, entre otros. Consulta con tu médico y pregunta por los medicamentos biorreguladores que te ayudan a detoxificar tu sistema digestivo, hígado, páncreas. Te asombrarás de los resultados una vez hayas terminado la terapia de detoxificación, pues te sentirás mucho más activo y saludable para llevar a cabo tus tareas diarias.

Fuentes:
– Alimentos que provocan indigestión.
– Tratamientos homeopáticos para la indigestión.
– Homeopatía y medicina natural para la indigestión y digestiones pesadas.
– Cómo aliviar rápidamente una indigestión.

Mensajes recomendados

ESCRIBE UN COMENTARIO