Desintoxica tu cuerpo y maneja el dolor de la fibromialgia

La medicina de regulación fisiológica es una alternativa efectiva que te va a ayudar a controlar los síntomas que provoca la fibromialgia. Si los dolores musculares y de cabeza, la fatiga, los problemas de sueño y estómago, la ansiedad, la depresión y la falta de concentración te son comunes, seguro este tratamiento es para ti.

Qué es la fibromialgia
Se caracteriza por:

  • Presentar un dolor en los músculos y los huesos de difícil descripción que se caracteriza por la rigidez del cuerpo en al menos 3 localizaciones anatómicas por más de 3 meses.
  • Dolor en 11 de los 18 puntos doloroso del cuerpo.
  • Ser diagnóstico difícil de esclarecer aunque su aparición puede derivar de una deficiencia del umbral del dolor.
  • Empeorar la condición por el exceso de movimiento, el frío y el estrés emocional.
  • Estar acompaña de infecciones virales o bacterianas producto de alteraciones metabólicas y la disfuncionalidad de las mitocondrias para fabricar energía.
  • Provocar trastornos del sueño (fragmentado y no reparador).
  • Derivar de factores genéticos, ambientales y psiquiátricos.

Quienes la padecen
Afecta entre el 2% y 5% de la población general y a las mujeres diez veces más que a los hombres en edades entre los 20 y 50 años. Según la OMS es una enfermedad que se clasifica dentro de los reumatismos.

El tratamiento natural
Aunque no existe una causa que determine la aparición de la enfermedad ni un examen que la diagnostique, condiciones como la intoxicación por metales pesados, un pH ácido en tu cuerpo y el estrés oxidativo pueden tener un importante papel para su desarrollo.

Los pacientes que eligen la medicina biológica como opción de tratamiento, bajo la asesoría de un médico especializado pueden someterse a:

1. Sueroterapia: la administración de sueros intravenosos con vitaminas, oligoelementos y fármacos biológicos naturales potencia la energía, regula el insomnio, favorece la digestión, mejora la armonía vital, el rendimiento intelectual, la memora y la salud cerebral, fortalece los huesos y articulaciones y, mejorar el bienestar y la salud sexual. También puedes leer Las sueroterapias qué son y para que sirven.

2. Medicamentos de regulación fisiológica u homotoxicología: que eliminan las toxinas del cuerpo sin provocar alergias y con la que también se logra:

  • Mejorar el funcionamiento del sistema inmunológico.
  • Aliviar los síntomas de la fibromialgia.
  • Detoxificar los tejidos que se encuentran entre cada célula (matrix extracelular).
  • Modular el dolor y la circulación.
  • Mantener al paciente activo y tranquilo durante el día y con un sueño relajado durante la noche.

Son sustancias de origen vegetal y mineral equivalentes a las del sistema inmune, que ayudan a reparar los tejidos. Estos moduladores biológicos disminuyen la inflamación, alivia los síntomas del dolor y permite restablecer la actividad normal. Además, disminuyen la rigidez articular, los trastornos del sueño, la fatiga y los trastornos del estado de ánimo, que afectan la calidad de vida.

3. Terapia Neural: el uso de una inyección de Procaína en una concentración menor al 1% en áreas corporales donde sospechamos la existencia de circuitos neuro-bio-energéticos irritados, congestionados, perturbados, interferidos, excitados o agotados, genera estímulos neural-terapéuticos que mejoran las condiciones corporales, energéticas y psico-emocionales.

4. Homeopatía: por medio de diluciones naturales que provocan una respuesta inmune, se disminuye el dolor y la inflamación en músculos y huesos. Además logra controlar las alteraciones del sueño y la depresión asociada con la fibromialgia.

5. Terapia de detoxificación y drenaje: capaz de estimular la desintoxicación de los sistemas linfático, gastrointestinal, hepático y renal del organismo.

Otras alternativas naturales

  • Acudir a una dieta sin gluten. Te recomendamos leer Conoce la dieta orgánica y otras recomendaciones si eres intolerable al gluten y Mitos y realidades de los alimentos con gluten
  • Consumir magnesio, vitamina D, vitamina B6, Omega 3 y antioxidantes.
  • Lograr un tratamiento integral, multidisciplinario y multisistémico.
  • Evitar al máximo acudir a tratamientos con medicamentos alopáticos antiinflamatorios, antidepresivos, antiepilépticos, relajantes musculares y sedantes que generan efectos secundarios a corto plazo sin efectos comprobados.
  • Hacer ejercicio por lo menos 30 minutos al día, 3 veces a la semana.
  • Probar con el cannabis como opción terapéutica.


Fuentes:

Clasificación de la fibromialgia. Revisión sistémica de la literatura. Reumatol Clin (España: Elsevier) 5(2): 5562 doi: 10.106/j.2008.07.001.Consultado el 23 de octubre de 2013.

Depresión, ansiedad y fibromialgia. Revuelta Evrard E; Segura Escobar, E; Paulino Tevar (2010 oct). Rev. Soc. Esp Dolor17

Mensajes recomendados

ESCRIBE UN COMENTARIO