¡Cuida tu organismo, en este fin de año!

Llegó el fin de año y las vacaciones, dos épocas que se juntan en el mismo periodo y que son anheladas por todos nosotros, para reencontrarnos con nuestros seres queridos, salir de la rutina y compartir con los amigos y la familia alrededor de una mesa, llena de exquisitas viandas, alegres bebidas y mucho calor de hogar.

Pero detrás de estas maravillosas circunstancias, hay una realidad y, es que se aumenta la consulta médica hasta en un 25% por cuenta de las crisis hipertensivas, la diabetes descompensada, los ataques de gota y diversas patologías digestivas (gastritis, reflujo gastroesofágico, pancreatitis, cólicos biliares, gastroenteritis) relacionados con los excesos alimentarios. En general, el motivo de urgencia más frecuente es una descompensación por enfermedades que ya existían en nosotros, pero que al calor de estas festividades y del relax que trae la época, nos llevan a no cuidarnos y a que nuestro organismo se intoxique por los diversos alimentos y bebidas que ingerimos demás.

Alimentos que debes evitar:

  • Las comidas copiosas con exceso de grasas, pueden producir diversos trastornos digestivos como indigestiones, acidez de estómago o diarreas.
  • Las salsas industriales que acompañan el pavo y las carnes frías típicas de las cenas navideñas y de fin de año.
  • La piel de pavo o de pollo, tienen mucha grasa saturada que contribuye al colesterol alto.
  • Rellenos de cerdo y pavo. Las carnes y embutidos son altos en grasa.
  • Puré de papa, por su contenido de mantequilla sal, leche y crema de leche.
  • Repostería y pasabocas. Usualmente están elaborados con harina refinada, altas dosis de azúcar, grasas saturadas, que no contribuyen con la salud.
  • Tamal. Hechos con carnes que tienen mucha grasa como el tocino, todos sus componentes tienen más de 800 calorías.
  • Rompope y otros cócteles. Su composición de alcohol, leche condensada o evaporada, azúcar y otras mezclas que acompañan las bebidas “suaves tipo cóctel” no son las más recomendables, especialmente si tienes problemas de diabetes, colesterol o triglicéridos.

¿Qué puedo hacer para mantener estable mi salud en esta época?

Te sugerimos estos tips para que inicies un 2018 saludable, logres sobrevivir sin contratiempos y no tengas que acudir al especialista por temas de salud.

  1. Si te invitan a una cena, no llegues con el pensamiento, de “mejor no como nada, para comer de todo” pica algo saludable antes por ejemplo, frutas, o barritas de cereales.
  2. Aunque el ejercicio no sea tu fuerte, por lo menos en esta época, camina entre 15 a 20 minutos.
  3. Recuerda que las bebidas alcohólicas son una alta fuente de calorías.
  4. Es mejor planificar; lleva un diario dietético, así puedes controlar las calorías que consumes en el día y no sobrepasarte, de tal manera, que a la postre, no tendrás de qué arrepentirte, pues todo está bajo control.
  5. Siempre desayuna, esto evita la ansiedad que se genera cuando se prolonga el ayuno de la noche hasta bien entrada la mañana, lo que te lleva en el transcurso del día a consumir alimentos en exceso.
  6. Si ya comiste y estás saciado, aléjate de la mesa de las tentaciones navideñas,
  7. Compensa siempre tu alimentación con una dieta rica en fibra, en la que incluyas cereales integrales, legumbres, frutas o vegetales.

Después de esta época ¡detoxifícate!

La nutricionista Nelba Villagrán indica que, al mejorar la alimentación, muchas patologías que no tienen explicación se puedan curar. Por lo anterior, esta nutricionista confirma que todos necesitamos en un momento de nuestras vidas, hacer un alto y comenzar una dieta de desintoxicación o depurativa, la cual es recomendable hacer dos veces al año para poder retirar del cuerpo todos los elementos contaminantes. En el mercado, encuentras muchos consejos de cómo detoxificar tu organismo iniciando por retirar las carnes, pescados, lácteos y fortalecer el consumo de verduras y frutas, para obtener abundante fibra. De ahí que sean tan conocidos los llamados jugos verdes que se toman durante dos días y que tienen como finalidad aportar clorofila al cuerpo, un micronutriente fundamental en la regulación del organismo. Sin embargo, las dietas, los jugos o batidos, no deben ser la opción permanente para lograr la meta de detoxificar nuestro organismo.

Puedes acudir a tu médico y preguntar por la medicina biorreguladora, que te ayuda a detoxificar tu organismo. Esta medicina ha desarrollado, mediante investigaciones, una terapia de detoxificación y drenaje que elimina del organismo las toxinas. La terapia estimula la función hepática y gastrointestinal, el drenaje linfático y la función hepática y renal. Es importante que preguntes a tu médico por estos medicamentos, que, tomándolos de manera combinada, durante un periodo de seis semanas, te ayuden a limpiar tu organismo. Lo recomendable es tomarlos dos veces al año.

Finalmente, te aconsejamos que para tener “mente sana en cuerpo sano”, debes detoxificar tu organismo, llevar una dieta adecuada y hacer ejercicio, lo que sin duda te hará sentirte mejor y tener un mayor rendimiento en todas tus actividades. Disfruta de las festividades decembrinas y comienza el 2018 limpiando tu organismo.

Fuentes:
– Recomendaciones sobre alimentación en navidad. Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos.
– Excesos alimentarios.
– Cuidado con los excesos alimenticios en navidad.
– 10 alimentos que debe evitar en navidad.
– Comportamiento y los trastornos gastroentéricos con Nux vómica.
– La necesidad de detoxificar el organismo.

Mensajes recomendados

ESCRIBE UN COMENTARIO