Aprende a leer los códigos en las frutas y verduras

Te has preguntado alguna vez ¿qué significa los códigos que ves en las etiquetas de los supermercados? Esas calcomanías o stickers pegados en frutas y verduras te indican su origen. Esto quiere decir que nos dicen si son productos orgánicos o cultivados de manera convencional, los cuales en su mayoría de los casos fueron cultivados con pesticidas.

 

Identifica si un producto es orgánico
Si observas que en la etiqueta de la fruta está el número 8 sucedido por cuatro dígitos más, significa que es un producto transgénico, esto quiere decir que en su cultivo hubo manipulación genética)

Si el código del sticker inicia con un 9 sucedido de cuatro dígitos, ésta es una fruta orgánica.

Estos códigos fueron establecidos por la International Federation for Produce Standards (IFPS), entidad encargada de organizar e implementar los códigos PLU (Price look-up codes), que sirven para verificar y controlar los inventarios en los supermercados y tiendas en el mundo.

 

¿Qué es una fruta o verdura de origen transgénico o “cultivada tradicionalmente”?:
Son productos modificados genéticamente con el fin de convertirlos en productos más resistente a las condiciones climáticas, modificar su estructura para un supuesto “mejoramiento” de su sabor y perdurabilidad con el paso del tiempo.

En el mercado tradicional podemos encontrar una amplia gama de productos genéticamente modificados (transgénicos) tales como:

– Avena.
– Soya.
– Gran variedad de frutas.
– Arroz.
– Café.
– Cereales.
– Maíz

Por otra parte, los alimentos transgénicos están fumigados con ciertos pesticidas que ayudan a protegerlos de plagas e insectos. Cuando el cuerpo consume productos rociados con estos químicos es cuando comienzan a generarse diferentes enfermedades.

Algunos efectos del consumo excesivo de alimentos transgénicos:

– Alergias
– Resistencia a medicamentos (debido al alto contenido de antibióticos de las plantas)
– Deterioro del hígado
– Mutaciones genéticas

 

Soluciones rápidas para evitar el consumo de transgénicos:
– Fíjate muy bien en las etiquetas de las frutas y verduras que compras. Si el primer número es un 9, el producto es orgánico (9-xxxx). Si el primer número del código es 8, el alimento es genéticamente modificado o si cultivado bajo el uso de pesticidas (8-xxxx).

– Trata de consumir productos que sean fabricados con componentes naturales, por ejemplo mermeladas orgánicas, salsas y conservados orgánicos. Su fecha de caducidad será más próxima, pero al menos no maltratarás tu organismo.

– Cuidado con los productos a mitad de pasillo. Algunos de los alimentos más comunes son alimentos como: soya, algodón y canola. Ni siquiera confíes en las barritas de granola, a menos que haya un sello que las certifique como producto orgánico.

 

Ojo con los colorantes
Estas sustancias se adhieren a las fibras vegetales o frutas para darles un color y una apariencia más atractiva. Son químicamente estables para resistir la acción de la luz y del calor.

Los colorantes son peligrosos para tu salud, por eso antes de comprar algún producto, revisa detalladamente la etiqueta y desecha de manera inmediata los que contengan:
– Amaranto, Caramelo y Tartracina. Leer más en: Aprende a leer las etiquetas de los productos que consumes

Estas sustancias se camuflan bajo la etiqueta de los alimentos y son imperceptibles para nosotros como consumidores quienes terminamos incorporándolas al organismo porque desconocemos que existen y que están presentes en muchos de los alimentos que compramos.

Si ya es tarde y sabes que muchos de los productos que has consumido son transgénicos y poseen colorantes, que te han alergias, brotes e inflamaciones severas, una terapia de detoxificación y drenaje puede ayudarte.
Leer más en: Detoxifícate 2 o 3 veces al año. ó ¿Cómo saber si tienes una inflamación crónica silenciosa?


Fuentes:

-5 daños a la salud por alimentos transgénicos
-7  tips para evitar comprar comida genéticamente modificada

Mensajes recomendados

ESCRIBE UN COMENTARIO