Aprende a leer las etiquetas de los productos que consumes

Los alimentos procesados contienen sustancias alergénicas y adictivas. Ingredientes como el glutamato, tartrasinas, amaranto, butilhidorxitolueno (a base de petróleo), nitritos, entre otras pueden causar efectos secundarios como alergias, brotes e inflamaciones severas en el organismo.

Esto se debe a que el efecto de estas sustancias, que a la vez dan sabor, es inflamar las papilas gustativas con el fin de exaltar los sabores de los productos. Por esta razón la inflamación se manifiesta en los otros órganos. Leer más en: ¿Cómo saber si tienes una inflamación crónica silenciosa?

Estas sustancias se camuflan bajo la etiqueta de los alimentos y son imperceptibles para nosotros como consumidores quienes terminamos incorporándolas al organismo porque desconocemos que existen y que están presentes en muchos de los alimentos que compramos.

 

Cómo leer la etiqueta de los productos que compramos

  • Observa con atención el tamaño de la porción al que hace referencia la tabla nutricional: en la etiqueta de nutrición siempre vas a encontrar un letrero que dice “valores de nutrición para una tasa determinada de gramos” o “valor de nutrición por porción (tajada)”, etc.

Esto significa que cada una de las porciones que contenga el paquete va a tener esa cantidad de calorías y de grasas. Si comes dos porciones, vas a consumir el doble de calorías. Por eso es importante que tengas en cuenta este aspecto.

  • Verifica su fecha de vencimiento: en muchas ocasiones no nos fijamos en la fecha de expedición del producto. Hay casos en los que compramos un alimento que está próximo a vencer y no lo alcancemos a consumirlo. Por eso es recomendable detallar que la fecha de vencimiento de los alimentos que compramos esté lo más alejado en el tiempo posible.
  • Pon atención en el porcentaje o valor diario (% VD): en la tabla nutricional de los alimentos encontrarás este letrero que indica la cantidad de calorías y grasas que el producto tiene con respecto al estándar de calorías diarias que una persona debe consumir, que son 2000.

Debes fijarte en no exceder dicha cifra balanceado la cantidad de proteínas, carbohidratos y grasas que consumes en el día.

 

Otros datos camuflados en la etiqueta

Muchos productos que llegan a nuestra alacena del supermercado tienen componentes químicos que ayudan a exaltar su sabor y a conservarlos por más tiempo. Dichas sustancias tienen efectos adversos en tu cuerpo y tienen relación con que padezcas:

  • Insomnio
  • Hiperactividad
  • Migraña
  • Alergias
  • Brotes
  • Acné
  • Falta de energía
  • Dolor de cabeza


Qué son los colorantes
Se trata de sustancias que se adhieren a las fibras vegetales o animales para darles un color y una apariencia más atractiva. Son químicamente estables para resistir la acción de la luz y del calor. Los colorantes se clasifican en:

Colorantes naturales: se obtienen a partir de los pigmentos vegetales como los carotenoides y las xantofilas, la curcumina, la riboflavina , las clorofilas y el ácido carmínico o cochinilla.

Colorantes artificiales: son productos obtenidos por la síntesis química, como la tartracina y el amaranto.

Muchas veces no nos damos cuenta que estamos consumiendo colorantes debido a que la estrategia de mercadeo de la mayoría de productos comestibles los venden como bienes saludables derivados de la naturaleza.

Los colorantes más usados y peligrosos para tu salud
Ten en cuenta que aunque el colorante sea de origen natural, algunas veces está mezclado con químicos y sustancias que alteran su composición química y lo vuelven nocivo para la salud.

Antes de comprar algún producto, revisa detalladamente la etiqueta y desecha de manera inmediata los que contengan:

  • BHT ( Butil Hidroxi Tolueno) : la Food and Drug Administration de los Estados Unidos considera que este compuesto en cantidades mayores, tienen efectos carcinógenos. El aumento en los volúmenes de consumo de BHT también puede tener interacciones negativas con el control de la natalidad y las hormonas esteroideas. Presente como antioxidante en productos de panadería y cereales que se consumen a diario en los desayunos.
  • Amaranto (colorante azoico): color rojo artificial. Prohibido en Estados Unidos y Rusia. Usado en alimentos de pastelería, caramelos y licores.
  • Caramelo: color marrón. Se obtiene en presencia de amoniaco. Usado en pan, bebidas azucaradas oscuras, bebidas alcohólicas, vinagre, etc.
  • Tartracina (amarillo #5: Colorante azoico): color amarillo limón usado para dulces, refrescos en polvo, jarabes, mostaza, algunos ponqués, etc.
  • Glutamato Monosódico (proteína vegetal hidrolizada): Es un potencializador de sabor presente en alimentos de paquetes y caldos en cubo el cual crea adicción.

Si consumes estos químicos ¡hay una solución!

No hay de qué preocuparse, existen métodos para que esto no te afecte. Te contamos cuáles son. Sencillas prácticas pueden ayudar a que las identifiques y evites su consumo:

Practicar una terapia de detoxificación y drenaje: que incluya sustancias biológicas que ayuden al proceso de drenaje de órganos como hígado intestino y páncreas. Con esta practicas rigurosa y periódica, tu cuerpo eliminará las toxinas que se adhieren a estos órganos obstaculizando el funcionamiento normal del organismo. Lee más en: La verdad sobre las terapias para Detoxificar y Detoxifícate 2 o 3 veces al año. Te contamos cómo hacerlo.

Evitar el consumo en exceso de productos con estos colorantes: lee las etiquetas de los productos que estás comprando. Si notas algún químico o componente raro o inusual, deséchalo antes de consumir dicho producto.

Tomar agua: es una acción recomendada siempre. Como mínimo un ser humano debería consumir ocho vasos de agua al día. A veces esto es difícil pero trata de consumir tantos como puedas. Esto garantizará que los procesos de drenaje se lleven a cabo más fácilmente.


Fuentes:

-Los colorantes alimentarios: qué son, para qué sirven y tipos.
-Colorantes en alimentos
-Los peligros de consumir alimentos con colorantes artificiales
-Los Colorantes
-Nutrición: cómo leer un rótulo de información nutricional

Mensajes recomendados

ESCRIBE UN COMENTARIO