4 estudios revelan mitos y verdades sobre los edulcorantes

Se le llama edulcorante a cualquier sustancia, natural o artificial, que edulcora, es decir, que sirve para dotar de sabor dulce a un alimento o producto que de otra forma tiene sabor amargo o desagradable.

Para saber qué tan provechosos o perjudiciales para tu salud suelen ser estos endulzantes, te presentamos las conclusiones de varios estudios que revelan cuáles son los mitos y realidades alrededor del consumo de los edulcorantes.

Las investigaciones recopilan información sobre los efectos en el organismo de estos endulzantes no calóricos, artificiales, no nutritivos o sustitutos del azúcar que se pueden clasificar en:

  • Edulcorantes naturales: glucosa, fructosa, galactosa, sacarosa, lactosa
  • Edulcorantes nutritivos: derivados de productos naturales como jarabe de glucosa o derivados de la sacarosa.
  • Edulcorantes químicos, de síntesis o artificiales: aspartamo, acesulfamo, sacarina, ciclamato.
  • Edulcorantes intensos de origen vegetal: estevia, glicirricina.

Endulzantes como la estevia o la fructosa (azúcar de las frutas), antes de pasar por procesos químicos son buenos, el gran problema radica en su procesamiento y, justamente, a ese procesamiento se refieren los 4 estudios que resumimos a continuación:


1. Aspartame: cancerígeno y engordador*
En el estudio sobre la seguridad de este endulzante es contundente al informar que su consumo tiene relación con el desarrollo de cáncer a largo plazo y el daño genético que puede provocar, destacando y recomendando que:

  • Su ingesta se asocia con enfermedades degenerativas de la médula ósea.
  • La aprobación de su uso en aditivos alimentarios puede ser riesgoso, por tal razón cada país debe establecer un nivel máximo permitido en los alimentos.
  • Los alimentos que lo contienen deben ser sometidos a una amplia gama de pruebas que evalúen los riesgos potenciales para el consumidor.
  • Las autoridades sanitarias en el mundo deben someter a una evaluación periódica de seguridad a este endulzante y publicar los resultados.
  • Los datos epidemiológicos aseguraron que el Aspartame no tiene relación con el Cáncer de cerebro, digestivo, mama y próstata.
  • Los edulcorantes bajos en calorías tampoco se relacionan con eventos vasculares y partos prematuros.


2. Vuelven lento tu metabolismo**

Esta investigación confirma que las consecuencias para la salud de los edulcorantes no nutritivos son controvertidas y la evidencia sugiere que pueden afectar el balance de energía y la función metabólica por medio de los siguientes resultados:

  • Influyen en la alimentación y el metabolismo al no ser compuestos inertes, es decir, pueden provocar reacciones en el organismo debido a sus compuestos químicos.
  • Afectar el balance de energía, las funciones del metabolismo y los procesos cognitivos (el aprendizaje, la memoria y la percepción del gusto).
  • Modificar el equilibrio energético.


3. Desnivelan el azúcar en tu sangre***

Contrario a la creencia, el estudio sobre los efectos metabólicos de los edulcorantes no nutritivos revela que la creencia general relacionada con que los edulcorantes no nutritivos (NNSS) eran sustitutos del azúcar saludable, porque proporcionan el sabor dulce sin calorías o efectos glucémicos, es falsa.

Los datos epidemiológicos han encontrado que se asocia con trastornos metabólicos como:

  • Aumento del peso y riesgo de diabetes tipo 2.
  • Intolerancia a la glucosa.
  • Impacto en la microbiota intestinal (tracto gastrointestinal).
  • Riesgo de desarrollar obesidad y síndrome metabólico.
  • Problemas con el control de la glucosa y la energía.
  • Cambios en los receptores del sabor dulce.


4. Verdaderas razones para el consumo de edulcorantes no nutritivos****
Sustentado en la Academia de Nutrición y Dietética de Estados Unidos, recomienda:

  • Usar edulcorantes artificiales en moderación, en conjunto con una dieta sana.
  • Fomentar la investigación científica para entender sus efectos sobre el consumo de energía, apetito, saciedad, índice de masa corporal, control de peso, insulina, glucosa, leptina, cortisol y los antojos de alimentos.
  • Restringir el consumo de calorías para el manejo del peso.
  • Consumir un mínimo de cantidades de azúcar y de edulcorantes no calóricos.
  • Fomentar el consumo de alimentos frescos, locales y naturales para mantener una buena salud.
  • Evitar alimentos y aditivos procesados.

 

Fuentes:

*Aspartame, low-calorie sweeteners and disease: Regulatory safety
**Physiological mechanisms by which non-nutritive sweeteners may
***Metabolic effects of non-nutritive sweeteners
**** Non-nutritive sweeteners: Review and update

Mensajes recomendados

ESCRIBE UN COMENTARIO